#026 - La conversión


“Cuando Dios resucitó a su Hijo,
lo envió primero a ustedes, para bendecirlos,
haciendo que cada uno de ustedes se convierta de su maldad.”
 
(Hechos 3:26)
 
 

Cuantas veces no han invitado a experimentar un cambio económico, religioso o de otro tipo. La conversión que Dios propone es una transformación total de nuestra vida. Es una vuelta a Dios a través de Jesucristo. Dios envió a Jesús para hacernos bien. Para que pudiéramos abandonar nuestra maldad y llevar una vida agradable delante de Dios. La conversión requiere tres pasos:

• Conciencia de pecado: Entender que tu pecado ha ofendido a Dios y ha llevado a Cristo a la cruz

• Convicción: Sentir vergüenza por haber pecado. Dejar de considerar con liviandad las faltas cometidas.

• Confesión: Decirle a Dios que eres pecador y pedirle perdón. 

De aquí en más Dios mismo se encarga de transformar toda tu vida.